El miedo

De chico tenia miedo a los extraterrestres, tenia un par de amigos con los que me juntaba a intercambiar investigaciones y suposiciones sobre el tema, por las noches, pensaba que algún ser extraterrestre podía estar observandome en silencio, o sacando gaseosa de la heladera, me daba pánico pensar que podría cruzarme con alguno camino al baño, cuando todos dormían, nadie hubiera podido ayudarme, es bien sabido que los extraterrestres pueden dejar inconsientes a determinadas personas en una casa.
Una de mis abuelas vivía en una casa con patio en Pergamino, cada tanto íbamos a visitarla con mi familia, una noche mi hermana me dijo: -Anoche no me podía mover, estaba en la cama despierta y no me podía mover... Sentía que había alguien en el patio que me miraba-, eso aumento mi miedo y aumento mucho mas la noche siguiente, cuando yo tuve la misma sensación.
Esa noche yo me había despertado, pero no me podía mover, estaba consiente pero no podía ni abrir los ojos, tenia la impresión de que había alguien afuera, en el patio, veía sombras en movimiento sobre la persiana baja que tenia la ventana que daba a afuera, pero podía ser cualquier cosa, el patio de mi abuela tenia arboles, higueras y amapolas (si, amapolas, de haber sido yo mas grande...), esas sombras podían ser de cualquier cosa, despierto e inmóvil empecé a razonar, no podía moverme, pero no percibía ninguna luz brillante (típica en los secuestros alienigenas), eso me tranquilizo, me concentre en mover un brazo y lo logre, entonces pude abrir los ojos, pero me quede mirando la puerta de entrada y la ventana, con miedo a moverme hasta que en algún momento debo haberme quedado dormido, tenia 5 años.
Con el tiempo nos siguió pasando, a mi y a mi hermana, la inmovilidad y la sensación de gente cerca, pero aprendí después, que es algo muy común, es la vigilia en el sueño, el cuerpo sigue durmiendo pero el cerebro no, nunca pude explicar la sensación de sentir gente cerca.

Con el tiempo perdí el miedo, sentí muchas veces temor, temor a alguna agresión física, a la perdida, lo que considero "temores racionales", nunca volví a sentir ese pánico paralizante, que no te deja orinar tranquilo a la noche, nunca hasta hace dos semanas cuando vi el video "Obedece a la morsa", supuestamente, lo realizo una secta de satanistas que secuestran chicos en toda latinoamerica llamada "La Morsa", si usted es muy sensible, no vea esto, no hay destripamientos ni nada extraño, en el video hay solamente una persona bailando tap (vestida), pero la realidad e inocencia del video es lo que mas asusta, mas allá del contexto que quiera darsele, repito, este video me asusta de verdad, asusta a un hombre grande que en sus tiempos a visto cosas extrañas, si es sensible, no lo vea.




Todos los rumores que circulan en internet acerca de este video son mentiras, la secta no existe, dentro de poco contare quien es el que baila en el video (no soy yo) y porque se filmo.

4 comentarios:

Eugenia dijo...

Soy muy sensible, no lo voy a ver... Ay usted y estas cosas satánicas!!
nunca se me dio por el lado de los extraterrestres, de chica, vivia al lado de una "loca" de pueblo que se bañaba desnuda, tenia el pelo largo y llovido y daba realmente miedo. Yo solia soñar con que ella estaba debajo de mi cama, brrrrrr...


saludos!

Thotila dijo...

Por lo menos se bañaba, los locos de Flores no se bañan. Si extraterrestres y el mundo paranormal fueron fijaciones en mi niñez, mi boletin de 7mo fue firmado por mi maestro con la leyenda "Para el Fabio Zerpa de 7mo B"
Es feo ser chico y tener algun demente cerca, yo tambien lo vivi, pareciera que en cada edificio que me mudo hay un loco, que cuando se lo llevan (chaleco incluido) viene otro para reemplazarlo.

Saludos a usted tambien.

Lisa dijo...

De vez en cuando me pasa algo muy parecido a lo que le sucedía de niño. A los cinco minutos de conciliar el sueño (tardo entre 1 y 5 minutos para dormirme, nunca más) siento que quiero abrir los ojos y no puedo, siento una fuerza mayor haciendo presión sobre mi cuerpo y me quiero despojar de eso y no puedo; es una sensación bastante desagradable, y siempre soy “consciente” de que estoy soñando, lucho y hasta pataleo para despertarme hasta que finalmente lo consigo. Y me despierto sobresaltada.
A pesar de que soy muy sensible, caí en la morbosa tentación de ver el video: feito feito, como decía un profesor mío, no me gustan nada estas cosas.
Saludos cordilísimos.

Thotila dijo...

Es fea la sensacion esa, de chico aprendi a contrarrestarla enseguida, ahora de grande a veces me pasa, ero no me importa y me vuelvo a dormir, ya no lo combato.
Hay muy pocas cosas que me impresionan, muy pocas, soy bastante enfermo, tengo algunos videos de ejecuciones y fatalidades reales que no me mueven ni un pelo, pero este video no lo pude volver a ver, los ultimos segundos son indescriptibles, no entiendo porque me causa eso, es solamente una persona debil y enferma tratando de realizar acciones comunes para la mayoria de nosotros.

Saludos.