El ferretero japones y la conspiración francesa

El otro día fui a la ferretería, mi casa esta estrategicamente ubicada entre 3 ferreterías, siempre hago el mismo recorrido, primero voy a la que me queda mas cerca, casi nunca tiene lo que necesito, después voy a la mas barata, el ferretero de ahí es un tipo amable, que siempre se acuerda de mi a pesar de que voy pocas veces por año, y generalmente muero en la ferretería del japones. No se si nació acá o allá, pero habla castellano como cualquier porteño, esta casado con una mujer paraguaya, que siempre esta pacientemente sentada en el fondo, cebando mate. La ferretería esta ubicada en la zona mas asquerosa de Flores, algunos dirán colorida, pero para mi es asquerosa, esta rodeada de hoteles y pensiones, las veredas destrozadas, la calle toda bacheada, hay un par de edificios tomados cerca (si, EDIFICIOS tomados), es común ver putas levantando puntos en la esquina, a metros de la entrada de la ferretería y bolivianos, paraguayos y argentinos emborrachándose a la vuelta, a cualquier hora del día, gente sentada en las puertas de las entradas, abanicandose y vigilando quien viene y quien va. Me acerco y el japones estaba mirando perplejo hacia afuera, hacia la calle, miraba fijo el pavimento y lo saludo, -Que hace´?- le digo, sin contestarme el saludo y con un severo tono de preocupación me dice -Mira que hijos de puta-, -Que cosa?- le pregunto. -No ves la vereda?- y noto que estaba como nueva, habían puesto rampas, cambiado las baldozas, arreglado los adoquines y hecho canaletas de cemento para que no se estanque el agua, -Mira que lindo como te dejaron la vereda, ta´ nueva che- le digo. -Son unos hijos de puta - me dice -Se llevaron todos los adoquines, son de granito, los venden a Francia-, perplejo lo miro y le pregunto -¿Para que carajo quiere Francia los adoquines?, es mas, me parece que originalmente estos adoquines vienen de alla- y el japones sin sacar la vista de la calle me contesta -¿No sabes vos que hay escaces mundial de granito?, se esta cotizando carisimo ahora-... pienso un momento en las cosas que me comenta el japones, entonces le digo -¿Tenes una llave para amoladora de 4 1/2?-, -Si toma, esta te va a servir, cualquier cosa traemela de vuelta-. Es un maestro el japones, siempre tiene de todo.

Al otro día me levanto y desde mi balcon veo esto:


2 comentarios:

IML dijo...

Jajaja! Ahora vendemos hasta el piso que pisamos!
Que grande el japones... desde su lugar atras del mostrado esta atento a las demandas internacionales de granito.

Thotila dijo...

Vaya uno a saber si es verdad, con el niño Maurice nunca se sabe. Y si, el japones es un grande, es el unico ferretero que te hace rosca en cualquier tipo de tubo.

Dato aparte, me hace gracia que Youtube haya puesto mi video de "Lo´ muchacho sacando adoquine´" a dos posiciones de "Big Brother Lesbian Scene"... no veo la relacon, pero si Youtube dice que es asi...