El gran Paganini

Parque Rivadavia fue, es y sera para mi, un lugar de muchos reencuentros, en el breve periodo que me encontré entre sus innumerables puesteros, conocí todo tipo de gente. En los ires y venires de mi vida, volví muchas veces al parque, ya no como vendedor, sino como consumidor o simplemente, un paseante. Así fue como un día, me encontré con Ulfilias, por supuesto ese no es su verdadero nombre, pero así es como voy a llamarlo. Ulfilias me había comprado películas en VHS varias veces, la mayoría pornográficas, ese día el estaba buscando mas de lo mismo cuando se topo conmigo y me saludo cordialmente. El había trabajado muchos años con un administrador de propiedades, aparentemente, tenia un carácter medio extraño, verán, es de ese tipo de gente que vive peleando con los que tiene cerca, con gente allegada, pero con los extraños o los conocidos muy poco conocidos, como era mi caso, es una persona muy amable y atenta. Vivía peleándose con su jefe, quien aparentemente, ya le conocía las mañas, sabia que podía pelearse y no hablarle durante algunos días, pero eso no impedía que siguiera haciendo su trabajo o que siguiera sus indicaciones, a pesar de que hiciera de cuenta que no lo escuchaba. Todas estas cosas las deduje charlando con el, ya que Ulfilias contaba todo desde su punto de vista, un punto de vista desde el cual el siempre tenia la razón

Un buen día, Ulfilias estaba en su trabajo, peleado con su jefe, sin hablarle e ignorándolo, ahora que lo pienso, nunca conocí realmente cual su relación con su empleador, seguramente, debía ser una persona muy paciente, para mantener a alguien como el protagonista de esta historia. Como decía, un buen día, el estaba en el trabajo ignorando a su empleador, hacia varios años que trabajaba ahí, es practicamente imposible trabajar tanto tiempo con alguien, sin formar algún tipo de relación El estaba concentrado en lo suyo, cuando del escritorio del jefe, ubicado a sus espaldas, sintió ruidos y golpes y pensó, -Ya esta jodiendo este, no le voy a dar ni cinco de bola-, pero el otro no estaba jodiendo, estaba comiendo un sánguche completo de milanesa, había tratado de tragar un pedazo grande mal masticado y se estaba ahogando, golpeaba el escritorio con las manos y pateaba fuerte el piso mientras emitía ruidos guturales, trataba de gritar pidiendo ayuda, pero Ulfilias lo ignoro... y el se murió Recién al final del día, cuando Ulfilias se quiso ir a su casa, se digno a voltearse para saludarlo y vio que su jefe había muerto cerca del mediodía, cuando el me lo contaba me decía, “Estuve varias horas con un muerto”, en lugar de “Estuvo muerto varias horas”, a esas pequeñas diferencias en las conversaciones yo les presto mucha importancia. Me dijo que seguía sin un trabajo fijo, pero que tenia ciertas maneras de arreglarse, me pregunto que haría yo esa noche, yo le dije que tenia planeado salir con unos amigos y que el estaba invitado si quería venir, de cualquier manera, íbamos a ir a un bar con pool, no tenia que estar todo el tiempo con nosotros si no quería, me dijo que iba a ir con la prima, me pareció raro, pero no dije nada, lo salude y me fui.

Esa noche, estábamos con mis amigos en “Los chinos”, nunca supe como se llamaba ese local, todo el mundo le decía así, los dueños eran un matrimonio de chinos, coreanos, taiwaneses o lo que sea, gente muy cerrada, apenas hablaban castellano y apenas tenían ganas de hablarlo, tenían dos empleados del norte argentino o países limítrofes, uno hacia de mozo y el otro atendía la barra, los chinos estaban siempre en la caja y absolutamente todo en ese bar, era previo pago. A mi me gustaba mucho ese lugar, tenían la bebida barata, pool y una rockola con CD´s de todos los grandes éxitos de los 60´s, 70´s, la gente que iba era toda amable, con ganas de esquivar problemas y distender la cabeza un buen rato, no había nadie pretencioso ni con aires de superioridad, el clima era agradable y muy de vez en cuando, iban chicas solas, la gran mayoría de las veces estaban con sus novios, el lugar era para ir de grupos, no era un buen lugar para ir solo. Ya habíamos jugado algunas fichas en el pool en las mesas que estaban al fondo y tomado algunas cervezas, cuando llego Ulfilias y su prima, una mujer joven, linda pero no demasiado, vestida muy provocativa, desentonaba bastante con su primo, quien apenas llego al lugar, se paro en la puerta y observo el panorama, cuando lo vi, le levante la mano a modo de saludo, el sin inmutarse, entro despacio, sin mirar a su prima le dijo que se sentara en una de las mesas de adelante, bien alejada de donde estábamos nosotros, cuando llego me saludo, parecía distante, distinto a como estaba esa mañana, -¿Que pasa?- me dijo a modo de saludo, -Que hace´ pa... pedile un vaso al chino y servite que ahora rompo yo (iba a empezar un nuevo partido de pool)... ¿porque no le decís a tu prima que se acerque?-, -No dejala que esta bien donde esta, je je je,le estoy administrando la carrera, je je je, si a alguno le interesa avisame-, me reí del comentario inusitado que el había hecho, me dejo pensando, puse un peso en la rockola y marque dos temas de “The Doors”, Alabama song y Riders of the Storm, en ese momento entendí, Ulfilias estaba prostituyendo a su prima, acto seguido, jugué el peor partido de pool de mi historia, de alguna manera, no podía concentrarme.

Cuando termine de jugar, el se me acerco, quería que lo ayudara a promocionar a su prima entre mis amigos, yo me negué, no tengo nada contra la prostitución, nunca la use, no porque no la haya necesitado, simplemente no me convence del todo, pero de lo que si estoy en contra, es de tipos como Ulfilias, gente que gana dinero sin producir nada, el era un simple especulador, le hubiera tenido un poco mas de respeto si fuera su propio culo lo que estaba vendiendo, mejor dicho, alquilando. A pesar de mi negativa el se las ingenio bastante bien, algunos de mis amigos aprovecharon el recurso que el les ofrecía, había dejado el auto a la vuelta, en una callecita poco iluminada paralela a Rivadavia y a la vía en donde la prima fue varias veces acompañada, a cumplir sus servicios, con el consentimiento de Ulfilias. Otra cosa que me llamo la atención, es que el era bastante tonto para manejarse, con la gente y con el dinero, se la paso invitándole tragos a todas las mujeres que había en el local, la gran mayoría, estaba con su respectivo novio o acompañante, Ulfilias, a modo de disculpa por querer levantarse a su novia, le pagaba otro trago a los novios, nos compraba cerveza a nosotros, en fin, se la paso gastando guita, con ese mal manejo del dinero, su carácter y su falta de talento para leer la gente, ¿como podçia mantener rentable el negocio? ¿porque lo soportaba la prima?, después de todo, ella era la que verdaderamente trabajaba. Aquella noche quedo para la historia entre aquel grupo de amigos del cual ahora estoy desencontrado, cada tanto, alguien me preguntaba, -¿Que paso con “El gran paganini”?-. Lo mas gracioso de todo, fue que cuando ya quedaba poca gente en el local y yo tenia ganas de irme Ulfilias se ofreció a llevarme a mi casa, por supuesto yo acepte, nunca voy a olvidar el olor a transpiración y sexo que había esa madrugada de invierno en el auto con Ulfilias al volante y su prima puta en el asiento de atrás, fuimos charlando, ella era una chica normal, de conversación normal, a pesar de haber tenido sexo 8 veces durante esa noche... si... las conté

Lo ultimo que supe de el, era que su prima lo había dejado y ahora se prostituía sola, -Bien por ella- pensé, el se había mudado a la casa de su abuela fallecida en Ramos Mejía, nunca mas me lo cruce y nunca supe mas nada de el.

6 comentarios:

Gran Lady dijo...

¡Qué buen post! Y me da como para dejar varios comentarios:
1-Parque Rivadavia es un lugar en el que se puede encontrar de todo. No solamente que se pueden encontrar libros agotados y discos fuera de circulación, se puede encontrar de todo tipo de gente, entre puesteros y clientes. Uno de mis amigos tiene un puesto ahí, y tiene pila de historias.
2-Me encantan esos lugares con pool, cerveza y rocola. Aún recuerdo uno cerca de la estación de Flores, que solía frecuentar con mis amigas en nuestros años mozos.
3-Me gustan mucho los Doors.
4-Aplaudo su posición de respetar a la puta y de despreciar al cafishio. Además, este tipo qué hacía? ¿Le daba protección? No. ¿Le conseguía clientes? Por lo que Ud. contó, la chica se podía conseguir los clientes sola. Un verdadero parásito chupasangre.
5-Me encanta su nueva foto de perfil. ¿Es más acorde a su verdadero aspecto?
Saludos

Thotila dijo...

Empecemos por lo ultimo (hace mucho un tipo dijo, los ultimos seran los primeros... los primeros en joderse). El de la foto es el verdadero Thotila, hable de el en una anecdota llamada "El origen de Thotila" o algo asi, me lo regalo la mujer que mas ame en mi vida, justo hoy se cumplen 10 años de la primera vez que me hablo, aguien que despues de muchas partidas y reencuentros, finalmente me dejo hace mas de un año y todavia no me recupero del todo, suena tonto pero es verdad. Yo era el de la foto que tenia hasta ayer.
La parquerisima trinidad, Rivadavia, Centenario y plaza Misericordia fueron lugares muy importantes para mi, ahora estan todos reformados, son mas ATP que antes, lo que fue, ya no puede volver a ser, por lo menos no se llenaron de floggers, por lo menos, aunque el tiempo pase, todavia puedo llegar a los 3 caminando.
Lo que hacia el sabandija este, aparte de "administrarle la carrera", era justamente eso, se enteraba de reuniones o fiestas e iba con su prima, nunca supe si alguna vez tuvo que darle proteccion, si ese hubiera sido el caso, los dos estabn en el horno.
Sepa usted que tiene un muy buen gusto, primeramente por seguir este humilde espacio, seundo por escuhar a The Doors... Mr. Mojo Rising live.

Saludos

Gran Lady dijo...

Acabo de leer el post sobre el nacimiento de Totila (era sin "h", no?) y me encantó. Tenemos tantas cosas en común que asusta, "El tambor de hojalata" es uno de mis libros preferidos. Saludos.

Thotila dijo...

Si, era sin "H" al principio, cuando firmo (con seudonimo) lo sigo poniendo sin "H". A mi no me sorprenden las coincidencias, las grandes mentes piensan parecido.
Aparte de la foto, hice otra modificacion en mi "Profile" (prontuario?) que me interesa que usted vea.

Saludos.

Lord Khyron dijo...

Estimado Amigo: hace mucho que no me reía tanto con una historia. Su amigo es digno de aparecer como personaje en una película o en una sitcom.

Thotila dijo...

Mi Lord... (reverencias), un honor para mi tenerlo por aca... efectivamente, el tipo da para una de Kusturica, una de esas peliculas bizarras que no se entiende nada.
Espero que la otra historia que lo haya hecho reir haya sido aquella, ahora ya mitica, de los alfajores Mar de Oro (eramos tan jovenes), un dia de estos la refrito aca.

Cordiales saludos