La hoja

Sentado en un escritorio repleto de papeles, esperando algún llamado que se no va a venir... solo. Es una linda tarde de Septiembre, sol cálido y viento ligero. Por la ventana entra el sonido de sikus y quenas, en una extraña interpretación de “Chiquitita” de Abba.

Tengo que escribir algo para el blog. Saco una hoja en blanco y la pongo frente a mi.

Saco mi ultimo cigarrillo y lo prendo. Me lo fumo despacio mirando esa hoja limpia... y la hoja no me dice nada.

La música terminó, el teléfono todavía no suena, la hoja sigue en blanco y me estoy impacientando.

Miguel ángel, cuando hizo el David dijo: “La escultura ya estaba ahí, yo solamente saque lo que sobraba”. Ese pedazo de mármol de mala calidad, de alguna manera le mostró al escultor lo que había en su interior, se lo dijo, lo ayudo. ¿Por que este pedazo inmundo de papel no puede hacer lo mismo conmigo?.

Una idea. Todo lo que pido es una idea, algo que pueda escribir, cualquier cosa. Una historia sencilla, una historia aburrida, algo.

A lo mejor, ese mármol ayudo a Miguel ángel, porque era Miguel ángel Esta hoja no hace lo mismo conmigo porque no soy nadie.

Se acabo... si ni siquiera puedo escribir dos lineas sin sentido en un papel fastidioso... mi vida no vale nada.

Miro a mi alrededor y no hay nada a lo que sienta apego, nada que atesore, nada que me extrañe... nada. Quiero fumar pero no tengo mas cigarrillos.

Este papel se va a convertir en mi nota de suicidio.

¿Como la empiezo?...

“No quiero que nadie se sienta culpable...” Seria muy obvio. Ademas si nadie se siente culpable en verdad, quedo como un idiota.

“A esta puta sociedad...” Demasiado melodramático

Este papel miserable no ayuda. Se mofa de mi existencia ridícula, pero yo le voy a enseñar. Dentro de poco no voy a tener mas vida y la hoja va a quedar sin propósito

Hoja maldita, la haría un bollo y la tiraría por la ventana. Atrás me iría yo con ella, por la ventana directo a la vereda.

Listo, sin nota, sin aviso. Un salto por la ventana y de cabeza a Florida.

Me levanto y echo a andar despacio, entonces suena el teléfono..

Equivocado, pero el papel, ahora esta todo escrito.

19 comentarios:

Germán dijo...

Estimado Thotila, por las dudas no se me suicide todavía, que por lo que veo Usted tiene una resma de hojas en blanco y si con la primera le pasa esto, ni quiero pensar con la 136.
Además tenemos pendiente la pizza, ahora veo que la salsa y la fruta caliente.
Una aclaración, no respondo los mensajes de mi blog en horario laboral porque tengo una conchuda que me sigue y me manda en cana con RRHH. Hijiputez que le llaman.
Le mando un abrazo.

Thotila dijo...

Upalala. No confunda autor con personaje ni narrador. Son tres entidades a tener en cuenta.
Lo de la salsa, le ofreci una variante nomas, no es una critica, estoy seguro que la suya es igual de sabrosa, sobretodo porque no le pone mucha cebolla, error muy comun en esos casos.
Esa jefa, para mi, necesita un poco de amor, nada mas.

Saludos.

Viejex dijo...

Creame que comprendo a su personaje. Escuchar Chiquitita en sikus sin faso es inhumano.

Abrazos!

Thotila dijo...

Hace el tema mucho mas deprimente, dan ganas de tirarse por la ventan de verdad.

ABRAZOS PARA TODO EL MUNDO.

Germán dijo...

Querido Thotila, muy bien venidas sus apreciaciones sobre los platos exhibidos, es más de eso se nutre el blog.
Ahora con el tema de cebolla le digo que tenemos un inconveniente similar a la chototorta......no me toquen la cebolla!!!!
Por último, no es mi jefa y es inculiable (60 y largos, hecha mierda).
Le mando un abrazo y no me suicide ni al autor, ni al personaje, ni al narrador, que en algún momento nos tenemos que juntar los cuatro a morfar unas pizzas.

Thotila dijo...

Es un tema la cebolla, me gusta el sabor, pero el tacto de la misma en mi boca me da escalofrios similares a los que sufren algunas personas cuando pasan la tiza muy fuerte contra un pizarron. Me produce rechazo fisico la textura de la cebolla, pero no tengo nada en contra del sabor en las comidas, de hecho yo no cocino sin ella, pero la corto de tal manera que desaparece en la coccion, dejando solamente el sabor. Tambien soy muy maniatico con las proporciones, para mi, mas no siempre significa mejor.
Cuando usted disponga, pero lleveslo al Griego tambien, que despues me ve en la calle, me señala y me putea.

Thotila dijo...

"lleveslo" no "llevemosloN"

Germán dijo...

Cierto, faltaba el Griego.
Respecto de las proporciones, nuevamente coincido con Usted, y disculpe la comparación, mucha teta no garantiza nada.
Saludos.

Thotila dijo...

Sabias palabras.

Thotila dijo...

Sabias palabras.

María Eugenia dijo...

Vio? la nada misma puede ser una historia! todo todo todo todo es digno de ser contado!

le mando un gran saludo...

es admirable su voluntad para convertirse en un escritor de buena talla, y no es poco...

Thotila dijo...

Si 42. 42 es buena talla.
No diga esas cosas que me pongo colorado, mas cuando lo dice usted y no una de sus ocurrentes metamorfosis (que aclaro, disfruto mucho).

La mando 2(dos) grandes saludos.

Anónimo dijo...

Muy buen texto!

Por supuesto que mi perfil docente conlleva a cualquier rama educativa.

Un beso.

A.

Thotila dijo...

Alcoyana alcoyana entonces.

Gracias.

Saludos

Eugenia.- dijo...

Las cadenas de ideas tipeadas. Jajaja, la carencia de inspiracion es inspiracion.

Nota de suicidio :P "disculpen el desastre! no olvidemos ser amables jajaja.

Thotila dijo...

Que poco me conoce! donde se habra visto que yo sea amable o pida serlo. "A esta puta sociedad" me gusta mucho, pero "Perdon por el desastre" es muy bueno, muy fuerte si se usa con ironia...

Siempre es un gusto tenerla por aca.

Eugenia.- dijo...

La idea era ser ironica :P que poco me conoces señor G.D

Jajaja. besos.

Thotila dijo...

JA JA JA JA JA ¡que grande!

Thotila dijo...

JA JA JA JA JA ¡que grande!