Sueños, sueños son... (I parte 2-final)

Sueños, sueños son... (I)
Sueños, sueños son... (I parte 2-1)
Sueños, sueños son... (I parte 2-2)
Sueños, sueños son... (I parte 2-3)

De repente me encontré en el patio amurallado, ahora era de noche. Las paredes que rodeaban el predio estaban muy deterioradas y el pasto estaba seco en partes, como si hubiera sido descuidado por meses. Estaba nublado y centellas zurcaban el cielo cada tanto. Un viento de tormenta azotaba la puerta gris, la puerta de entrada a mi pieza... o lo que era mi pieza en este mundo, o en mi subconsciente, no se.Pienso que dentro voy a estar resguardado de la tormenta que se avecina. Doy dos pasos en esa dirección y me acuerdo del murciélago por un instante, pero inmediatamente me doy cuenta que acabo de dar dos pasos. Es la primera vez que me muevo a voluntad y sin esfuerzo acá.Siento un grito chillón fuerte como la turbina de un avión. Pierdo el balance y me acuclillo; por reflejo giro la cabeza y veo de donde viene el sonido. Alcanzo a ver al murciélago que viene hacia mi y se estrella contra mi cara con la fuerza de una trompada. El golpe me atonta, me caigo. Siento otro grito y me vuelve a golpear la cabeza. Los golpes me dejan heridas cortantes, sangro. El animal me sigue envistiendo y gritando una y otra vez, la mayoría de las veces puedo esquivarlo pero los golpes me aturden cada vez mas. Empiezo a notar que me quiere alejar de la entrada. No importa que, pero tengo que hacer lo contrario a lo que el haga. Camino lo mas agachado que puedo, sin sacarle los ojos de encima. Lo esquivo algunas veces, otras no, pero no dejo que me saque de curso, igual cuesta. Si quiero llegar, tengo que contraatacar, trato de agarrarlo cuando viene hacia mi. Si lo pudiera alcanzar lo estrellaría contra algo, pero no puedo, es muy rápido. Me sigue gritando, golpeando y cortándome, siento que voy a desfallecer. A duras penas llego al descanso de la escalera, un poco mas y voy a estar dentro de mi pieza, o lo que sea eso que parece mi pieza. El murciélago grita descontrolado y viene directo a mi, me apuro en bajar, me golpea con mas fuerza la cara y me araña, me quiere sacar los ojos. Lo sujeto fuerte y me lanzo atravesando la puerta.
Estoy en mi pieza, estoy en mi casa. Miro por la ventana, veo mi barrio.
Es de noche, tal vez de madrugada.
Prendo la luz y me veo en el espejo, no tengo arañazos en la cara. Voy a fijarme la hora y siento un chillido débil atrás mio, miro y el murciélago esta revoloteando en derredor por la habitación, golpeando las luces, tirando CD´s y vasos al piso. Lo veo y no me hace nada, solamente vuela en círculos y voltea todo o que puede. No tiene expresiones humanas, es un simple murciélago. Ahora me va a oír este hijo de puta. Agarro mi guitarra y abanico fuerte contra el bicho, erro. Vuelvo a intentar y vuelvo a errar. Me tomo un segundo para analizar la trayectoria, calculo por donde va a pasar y atizo con toda mi fuerza, se escucha un PLICK y el bicho golpea contra el televisor, cae al piso acurrucado. Ya no se mueve.
Lo miro un rato. Agarro una bolsa de Coto y pretendo usarla como guante para agarrarlo pero me arrepiento. Me da asco imaginarme el tacto con el bicho a través de la bolsa. Agarro una pinza y lo pongo sobre una base de madera, le vuelvo a sacar fotos, después lo pongo la bolsa, meto la bolsa dentro de otra bolsa y hago todo un bollo. Pienso tirarlo a la basura pero otra vez me arrepiento. Al final lo tiro en el cuarto de la basura del piso, vuelvo a mi pieza, me siento en la cama y me doy cuenta que no puedo dormir, estoy muy agitado. Amanece.
Abre fumado como 10 cigarrillos uno atrás del otro, ahora no sabia que hacer, prendí la tele y puse Crónica Tv.
Cuando me quise acordar, ya eran las 9:30, llame al trabajo y dije que estaba enfermo, que me disculparan por el horario en que avisaba, pero me sentía muy mal. Apenas corto, suena el teléfono, es Marga.Me llama llorando, me dice que el padre tuvo un derrame cerebral en la madrugada, me llama desde el hospital. Me dijo que no quería estar ahí, le dije que venga a casa.Esa noche volví a soñar con ella, caminábamos por un jardín inmenso, lleno de estatuas y ruinas antiguas, con un pequeño lago y cisnes, con enredaderas y flores de todas formas y colores.


FIN.


7 comentarios:

Viejex dijo...

Requiem para un bicho de mierda.
No, el murciélago no, hablo del otro.

Thotila dijo...

Dr. Viejex, ¿que me dice de las fotos de abajo? las saque yo. Asi empece el año, enterrando alimañas.

Saludos.

Viejex dijo...

Y las capturó a lo Manu Ginobili o en efecto fue a guitarrazos?

Que decirle? le han dado pie a un relato muy interesante, alcemos nuestras copas y celebremos, ingeniero!

Thotila dijo...

No no, fue con el mango de una guitarra que tenia por ahi.
La otra alimaña fue el verdadero Totila, de quien usurpo nombre e imagen. Casi 12 años a mi lado y la madrugada del 31 crepo.

Anónimo dijo...

Bravo por no aflojar ni con la canícula.
Así que te visitó el bicho?
Y lo mataste?
Ahora falta que encuentres a la muchacha que llamaba a los chicos.
Un beso

Thotila dijo...

Efectivamente, me visito el bicho.
Es otra de las coincidencias que reinan mi vida (lease "El efecto Wayne Newton").
La muchacha la encontre. Es decir, la de la primera parte (la del sueño) esos sucesos fueron reales, salvo el final.

Saludos (yo se quien sos, la mayoria de mis lectores no dicen "canicula" dicen "lacalor")

VerborragicamenteHablando dijo...

La puta, recién termino y me lo leí todo de un sopetón. Yo hoy ya logré una interpretación de mi sueño, tiene algo de sentido y corresponde con las cosas que me están pasando. La parálisis del sueño cuando me "desperté" obviamente tiene una explicación científica, como emocional y psicológica, y es que obviamente algo me tiene muy angustiada y "paralizada". Jaja ya comienzo a verborragear.
Debo admitir que este blog es un vicio, algun día si saca algo a la luz o hace un libro al llegar a su vejez yo feliz lo compro y encuaderno (faa que lindas metáforas hago cuando trato de libros)
Salute